CIL2GAD-0853

Categorías: ,

Etiquetas: 

Placa

Mármol

Museo de Cádiz (inv. n. 25621)

Pulida por detrás, rota por todos sus lados. Medidas: (5,3) x (11,2) x 1,5 cm. Letras: 2,5 (l.1), más de 1,5 (l. 2) cm. Se encontró en excavación, en la Avenida de Andalucía nº 21-27, en el año 1999. Fotografía: R. B. B.

– – – – – –

[- – -]+RAN+[- – -]

[- – -]+NAR+[- – -]

– – – – – –

En la línea 1 las cruces representan, la primera, una B, G o S, y la segunda un trazo vertical, quizás una vocal, más probable I que E. En la línea 2, la primera cruz representa una V o X, la segunda un trazo vertical, por lo que podría ser E, I, B, D, F, H, L, N, P, o R.

No se sabe si el personaje era masculino o femenino. Si la primera letra en la primera línea fuera G, con mayor probabilidad que B o S por su posición delante de R, podría reconstruirse el gentilicio Granius del que ya tenemos dos ejemplos en Gades (CIL II 1818 y CIL II 1819). Las letras de la línea siguiente, en su totalidad o no, seguramente formarían parte del cognomen. Admitiendo que las letras conservadas formasen parte de la misma palabra, la primera cruz tendría que ser una V. Con esta combinación existen pocos cognomina: lunarius (AE 2017, 962; CIL XIII 4387), Lunaris (Solin – Salomies 1988, 354). Ambos son muy poco comunes. Existe también el término cunarius, como oficio, atestiguado dos veces en epigrafía (CIL VI, 37752 y AE, 1973, 211) con el significado de “el que acuna” y tampoco sería imposible que este término hubiera sido usado como cognomen como tantos otros cognomina que derivan de oficio (Kajanto 1965, 316). También encajan estas letras en el término lacunarius documentado en Fírmico (Math. 8, 21) con el significado de “el que fabrica techos” (Petrikovits 1981, 300), pero no en epigrafía. En definitiva, cualquier hipótesis de restitución depende de que todas las letras conservadas en este renglón constituyan o no una misma palabra.

Datación: primera mitad del siglo II d. C. por el tipo de letra.

Bibliografía: INGAD 32