CIL2GAD-0486

Categorías: ,

Etiquetas: 

Placa

Mármol

Inv. 27099

Pulida por detrás. Medidas: 23 x 23 x 2,8 cm. Letras: 3 (l.1), 2,8 (l. 2), 2,5 (l. 3), 2,8 (l. 4, I 3,3 cm y S minuta), 2,5 (l. 5) cm. Interpunción: triangular. Se encontró en excavación, en los Cuarteles de Varela, en el año 2002 (cuadro B XI – B XII, estructura 06, UE 4, elevación aproximada -250 cm). Fotografía: R. B. B.

M(arcus) k Cancri-

us k M(arci) k l(ibertus) k Hele-

nus k carus

suis k et k amicì`s´

5 h(ic) k s(itus) k e(st) k s(it) k t(ibi) k t(erra) k l(evis)

La ejecución de la placa es de calidad y se ha cuidado la ordinatio. El sangrado de las líneas 2, 3 y 4 alineadas en un eje vertical obligó al lapicida a incluir la S de amicis entre la C y la I.
El difunto, M. Cancrius M. l. Helenus, es de los escasos personajes que, en Gades, especifican su condición de liberto. Su gentilicio, extraordinariamente raro, está atestiguado en una inscripción votiva de Todi (CIL XI 4639) puesta por un liberto, L. Cancrius Clementis lib(ertus) Primigenius, un epígrafe con una cronología similar al nuestro, 69-96 d. C. (Macrae 2018). Este antropónimo aparece también en un sigillum de un alfar de Rimini (CIL XI 6700, 615b), en posición de cognomen. En la ciudad de Gades hay otros ejemplos (González 1982, nº 431, CIL II 1738) de cognomina o nombres individuales de origen geográfico relativos a la Hélade.
En la relación afectiva se indica que el difunto fue carus suis y carus amicis una distinción no muy habitual en Hispania y, sin embargo, curiosamente atestiguada solo en dos inscripciones también de Gades: una de Antarcyrus amicis carus et suis (CIL II 1763) y otra de Marcius Arator pater c(arus) s(uis) et amicis (CIL II 1770; cf. Gimeno 2021 e. p.). En ninguna de las tres inscripciones gaditanas se mencionan dedicantes. Muy similar es la inscripción de Italica, que califica al difunto de bonus in amicis (González 1991, nº 492).
Ciertamente, el contenido del término polisémico amicus varía en función del contexto de las relaciones sociales o funcionales en el que se manifiesta. En la epigrafía civil, aunque un alto porcentaje de testimonios se asocia a relaciones clientelares (Delgado 1987, 345 ss.; Reali 1998), hay que tener en cuenta que los amici de las dedicaciones funerarias, de la ciudad de Roma, que se hacen desde la familia nuclear constituyen un 80% y lo mismo se constata en Hispania. Sin lazos familiares son la segunda fuente de dedicaciones (Saller y Shaw, 1984, 134, 136). En nuestro caso, no se especifica el vínculo con los amici, si bien la propia condición social del difunto sugiere que con mucha verosimilitud sean individuos del mismo estrato social o inferior y con los que estrechó vínculos paritarios o de dependencia. En el mismo estrato social urbano deben situarse los amici de los mencionados Marcius Arator y Antarcyrus.

Datación: segunda mitad del siglo I d. C. por las fórmulas y el tipo de letra.

Bibliografía: INGAD 54